Consejos

Comer fuera de casa en Valladolid – Consejos

En los últimos años el consumo de alimentos fuera del hogar ha crecido considerablemente. Según datos recientes, se dedica un 32% del presupuesto destinado a la alimentación a comer fuera de casa. Es por ello que el objetivo de los profesionales de la nutrición y la dietética sea velar para que estos cambios sociales no supongan un empeoramiento de los hábitos alimentarios.

DECÁLOGO DE CONSEJOS PARA SEGUIR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE COMIENDO FUERA DE CASA.

1.- TIEMPO SUFICIENTE

Intenta comer aproximadamente a la misma hora y emplea el tiempo suficiente (dedica un mínimo de 30 minutos),. Come despacio y mastica bien. Intenta también que no se haga demasiado tarde para evitar llegar con mucho apetito.

2.- EVITA EL PICOTEO DE ALIMENTOS GRASOS O CON MUCHA SAL O AZÚCAR

Mientras esperas para la comida puedes saciar tu apetito con frutos secos, pan, fruta o zumos de fruta con fibra, siempre de forma razonable en cuanto a cantidad y frecuencia.

3.- ESTRUCTURA DEL MENÚ

Primer plato: pasta, arroz, patatas, legumbres, verduras, ensaladas, cremas…
Segundo plato: carne, pescado, huevos y legumbres, alternando entre ellos. De guarnición, preferentemente ensalada.
Postre: frutas o zumos de frutas. Se puede también sustituir ocasionalmente por lácteos bajos en grasa.

4. CANTIDAD

Hay que señalar que al comer fuera de casa nos podemos encontrar con raciones muy abundantes. Una forma de ajustar la cantidad es compartir platos. O pedir un plato único que puede ajustarse a nuestras necesidades.

5. FORMA DE COCINAR

Preferiblemente plancha, vapor, hervido, asado, parrilla, evitando abusar de los fritos, rebozados, empanados, guisos grasos.

6. SALSAS Y CONDIMENTOS

Para las ensaladas es preferible elegir aceite de oliva en lugar de crema de leche o condimentos más grasos. Pero, en cualquier caso, puedes pedir las salsas por separado y tomar sólo la cantidad justa.

7. LEGUMBRES

Las judías, garbanzos y alubias suelen ser ingredientes de potajes y ensaladas tradicionales así es que: ¿por qué no pedir estos platos también al comer fuera de casa? Las legumbres son un alimento excelente y completo que aportan mucha fibra y sacian durante más tiempo porque se digieren lentamente.

8. POSTRE

Si vas a tomar postre: ¿por qué no elegir uno con fruta fresca? Es preferible reservar los dulces y pasteles para las ocasiones verdaderamente especiales.

9. BEBIDA

El consumo de líquido es importante para la salud. Entre ellos, preferentemente el agua o zumos, infusiones o el café. Se puede acompañar la comida también con un vaso de vino o una copa de cerveza y, esporádicamente, refrescos sin azúcar. Si practicas deporte, recuerda que debes aportar bebidas con sales minerales, especialmente en los momentos de calor.

10. UN DÍA ESPECIAL

Si comes fuera de casa regularmente por necesidad, no puedes seguir considerándolo algo especial y debes pensar en la salud. Pero si se trata de una situación ocasional, no pasa nada por hacer una excepción y comer lo que te apetezca. Lo importante es el equilibrio general de la dieta a lo largo de toda la semana.

RECUERDA: 5 COMIDAS AL DÍA

1.- Desayuno completo: Si se empieza el día con un buen desayuno aumentan las posibilidades de conseguir los objetivos nutricionales. Es conveniente desayunar en casa antes de empezar nuestra actividad diaria y consumir:
Lácteos: un vaso de leche, un yogur o queso fresco
Cereales: pan, galletas, repostería casera o cereales
Fruta o zumos de fruta naturales exprimidos por ti

2.- Tentempié a media mañana: No es conveniente que pasen muchas horas entre el desayuno y la comida. Una pieza de fruta, zumos naturales, lácteos bajos en grasas o una tostada de pan con aceite son una buena opción para tomar a media mañana.

3.- Adaptar comida y horario: Los expertos recomiendan comer aproximadamente a la misma hora todos los días para evitar llegar con demasiado hambre si se hace tarde o comer muy rápido porque vamos con prisas.

4. Merienda ligera: se puede componer de una pieza de fruta o zumo de frutas, un lácteo bajo en grasa o un puñado de frutos secos.

5.- Cena bien planificada


by